Tipos de grasa corporal

A continuación, te pongo los tipos de grasa corporal que existen, para que puedas ver la diferencia entre ellas y así tener claro cual es mejor, cual no tiene una implicación muy grande en nuestro organismos, y cual es la más pejudicial.

poca grasa corporal adipometro plicometro

Lo ideal es disponer de un método de seguimiento de nuestro porcentaje de grasa corporal, tienes varios, pero en esta web nos especializamos en realizarlo con un plicómetro o adipómetro, que junto a nuestra calculadora, conseguirás un valor bastante aproximado.

Grasa Esencial

Es la grasa corporal que necesitas para vivir, ya que las grasas esenciales ayudan a regular la temperatura corporal, la absorción de vitaminas, la estructura celular y hormonas como las de la fertilidad.

Se encuentra en multitud de partes en nuestro cuerpo, incluidas las membranas nerviosas, la médula ósea y las membranas que protegen los órganos del cuerpo.

Como has podido ver, es la grasa más importante para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y de la que siempre debemos tener reservas, por eso no es recomendable perder grasa esencial, sobre todo para no comprometer la salud

A menuda, vemos gente que se esfuerzan por lograr porcentajes de grasa corporal increíblemente bajos mediante dietas extremas y ejercicio, lo que no es nada conveniente para nuestra salud, y en la mayoría de los casos solo por una cuestión de estética.

Grasa Blanca

La principal forma de célula grasa en el cuerpo, también llamados “adipocitos blancos”, estas células grasas son literalmente blancas, gracias a una baja densidad de mitocondrias y vasos sanguíneos.

 Las células almacenan grasa en forma de triglicéridos, lo que aumenta las reservas de energía en el cuerpo. La grasa blanca es la reserva de energía más grande del cuerpo y proporciona una buena protección a nuestros órganos y a la estructura externa del cuerpo.

Además, produce leptina y una forma de estrógeno que regula el hambre y tiene receptores para hormonas como la hormona del crecimiento, el cortisol y la insulina.

Dado que la mayoría de la grasa no esencial es blanca, puede saber si tiene demasiada o muy poca grasa blanca midiendo tu porcentaje de grasa corporal con un plicómetro y ver en nuestras tablas si te encuentras dentro de unos valores adecuados.

Grasa Marrón o Parda

Es justamente el polo opuesto de la grasa blanca, la grasa marrón tiene una capacidad de quemar energía para regular la temperatura de nuestro cuerpo y está muy presente en los niños y se va reduciendo a medida que nos hacemos mayores.

El color marrón se debe al hecho de que está repleto de mitocondrias. Esas mitocondrias queman ácidos grasos para generar calor y ayudar a mantener el cuerpo a una temperatura para protegernos en caso de variaciones en cuanto al tiempo.

Grasa Beige

Es la última que ha aparecido en escena, y la grasa beige se ve y actúa como un cruce entre la grasa blanca y marrón, donde numerosos estudios sugieren que posee propiedades parecidas a la grasa marrón, con función termorreguladora en nuestro cuerpo, pero a la vez posee características de quema de calorías que indicen directamente en la grasa blanca, que es el tejido adiposo que nos sale.

Actualmente están estudiando como activarla para que mantenga a raya a la grasa blanca, algo que realmente ayudaría a miles de personas alrededor del mundo con el sobrepeso, un problema que cada vez es más frecuente.

Grasa Subcutánea

La grasa subcutánea es la capa de grasa que se encuentra justo debajo de nuestra piel, aproximadamente el 90% de la grasa de nuestro cuerpo se encuentra en forma de grasa subcutánea.

Una combinación de grasa blanca, beige y marrón y una cierta cantidad de grasa subcutánea es saludable. Pero, nuevamente, demasiada variedad, sobre todo de la blanca, puede significar problemas al alterar los niveles hormonales y la sensibilidad.

El método más común para medir los niveles de grasa subcutánea es una prueba de pliegue cutáneo en la que un profesional, o incluso entre dos personas en casa, pellizca su grasa con un plicómetro o adipómetro.

Es la grasa que queremos perder para vernos muchos mejor, y esto se hace con alimentación y actividad física, así que te recomendamos la lectura del artículo de déficit calórico y entrenamientos para quemar grasa.

Grasa Visceral

La grasa visceral es grasa blanca que se almacena dentro de la cavidad abdominal alrededor de varios órganos como el hígado, el páncreas, el corazón y los intestinos en lugar de debajo de la piel como la subcutánea.

El alto almacenamiento de grasa visceral se ha relacionado con diferentes enfermedades cardiovasculares, es la primera que debemos vigilar y tomar acción en caso de tener unos niveles altos.

En el plan de eliminar la grasa visceral, es importante seguir el mismo sistema que la grasa subcutánea, comer sano y deporte, pero se ha demostrado que la grasa visceral es particularmente sensible a los efectos inflamatorios de los alimentos procesados.

Mientras tanto, la evidencia muestra que una dieta rica en alimentos sin refinar, proteínas, ácidos grasos insaturados, granos integrales y fibra puede reducir significativamente los niveles de grasa visceral, que junto con dormir las siete a nueve horas recomendadas por noche y actividad física varios días a la semana, puede limitar de manera perfecta este tipo de grasa tan contraproducente.

Conclusión

Espero que tengas una idea de cómo funciona la grasa en tu cuerpo y lo importante que es tener un buen equilibrio, y en el 90% de los casos se hace llevando una alimentación adecuada, saludable y sin excesos de calorías y con actividad física.

Es casi obligatorio estar en forma y cuidar un poco lo que comemos, esto no quiere decir que no nos demos algún homenaje de vez en cuando, pero siempre será con moderación y controlando de no hacerlo muy seguido.

Para ésta última opción, busca un deporte que te enganche, en la actualidad existen muchísimas opciones para elegir, con gimnasios que ofrecen todo tipo de actividades, u otras de alta intensidad como el Crossfit y el boxeo.

es_ESEspañol